Redoblan esfuerzos para frenar incendio en reserva de Iténez. En el Beni hay otros cuatro activos

Bombero voluntario ataca el fuego con material de protección provisto por la Gobernación del Beni (Foto COED-Beni)

TRINIDAD

Herbert Herrera Gutiérrez direccion@boliviaaldia.bo

Cinco incendios de magnitud acechan áreas protegidas y reservas del Beni y las lluvias registradas el sábado fueron insuficientes para controlarlos en su totalidad según explicó el director del Centro de Operaciones de Emergencias Departamental (COED), dependiente de la Gobernación del departamento, Wilson Ávila.

En Iténez, de momento, más de 220 personas trabajan intensamente en el combate contra el incendio abriendo brechas con orugas para ingresar a zonas que son impenetrables por lo espeso del monte y con la intención de frenar el avance del fuego que avanza implacable hacia el corazón mismo del área protegida.

De la misma forma se está enviando personal de emergencia a la reserva natural de Pilón Laja de Rurrenabaque por un incendio forestal de magnitud. También se registran incendios en las reservas forestales de San Javier y Puerto Ballivián que corresponden a la provincia Cercado y en San Andrés de la provincia de Marbán.

MÁS DE 15 DÍA EN ITÉNEZ  

El pasado 31 de agosto, el gobernador del Beni, Alejandro Unzueta. declaró la emergencia departamental para atender el incendio registrado en Área Natural de Manejo Integrado (AMNI) Iténez, lo que permitió activar el Comando Conjunto de Reacción con el apoyo de las Fuerzas Armadas que desplazó efectivos para atender el siniestro.

Esa declaratoria permitió que se cuente con recursos de emergencia para la dotación de combustible, alimentos, vehículos y maquinaria pesada con el uso de una oruga.

El trabajo de sofocación en Iténez, que en su mayor parte se realiza por tierra, es intenso con 150 soldados capacitados como bomberos forestales, 11 bomberos del COED de la Gobernación, 50 comunarios, además de bomberos voluntarios y técnicos. En las últimas horas se ha reforzado con la presencia de 30 bomberos que llegaron de Cochabamba.

“Esperamos tener el incendio bajo control en un día, máximo en dos”, aseveró Ávila pese a las dificultados. Aún no se ha determinado el área exacta de afectación, sin embargo, se estima que el fuego ya arrasó más de 4.500 hectáreas de la reserva natural. 

“Hay lugares de difícil acceso por lo espeso del monte. La forma de avanzar es abrir brechas con la oruga y evitar que el fuego avance hacia las comunidades (…) por aire se cuenta con un helicóptero que, sólo hecha 500 litros, sirve de algo, pero no es la solución”, explicó Ávila

Hasta el momento se han contabilizado 80 familias afectadas de comunidades rurales colindantes. El incendio se produce a 20 kilómetros de la localidad de Bella Vista (de 5 mil habitantes) y donde se ha instalado el comando de operaciones.

El director del COED explicó que hay personal de la Autoridad de Bosques y Tierra (ABT) que está en la misión de identificar a los responsables que iniciaron los focos de quema que se originaron en predios privados y en comunidades.

RURRENABAQUE, SAN JAVIER, SAN ANDRÉS NO DECLARAN EMERGENCIA

Ávila lamentó que algunos municipios afectados no se declaren en estado de Emergencia Municipal lo que impide que haya alguna declaratoria departamental por parte de la Gobernación, lo que permitiría una atención inmediata a todas las zonas afectadas.

Tomó como ejemplo, Rurrenabaque que sólo declaró una alerta naranja pese al daño del fuego en la reserva de Pilón Laja, y podría alcanzar las mismas dimensiones del siniestro de Iténez.  

“Lo sorprendente hemos mandado carta a todos los municipios para que hagan su declaratoria ya sea alerta roja o emergencia; sólo tenemos una declaratoria, en Iténez (municipio de Magdalena)”, recalcó.

Agregó que sólo se cuenta con una carta de solicitud de declaratoria de emergencia por parte comunidades de la provincia Marbán. Para contar con una emergencia departamental sólo se requieren tres municipios.

Noticias relacionadas