Dirigente estudiantil dinosaurio de la UMSA fue aprehendido y deberá enfrentar al juez cautelar

LA PAZ

Agencias ANF-Erbol

El ejecutivo de la Federación Universitaria Local (FUL) de la Universidad Mayor de San Andrés, Álvaro Quelali, fue aprehendido la mañana de este martes luego que prestará su declaración informativa ante el fiscal. El dirigente universitario enfrenta cargos por usurpación de funciones y conducta antieconómica.

“Dentro de este caso que se está investigando la División de Corrupción Pública bajo de delito de usurpación de funciones, conducta económica. La mañana de este martes ha sido convocado a declarar para prestar su declaración informativa Álvaro Quelali, de la FUL-UMSA, siendo que la Fiscalía ha dispuesto la aprehensión”, informó el director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), Rolando Rojas.

El director de la FELCC dijo que no descarta ampliar los delitos contra Quelali por enriquecimiento ilícito. El ahora aprehendido fue trasladado a celdas policiales y en las próximas horas el fiscal del caso presentará la imputación correspondiente.  

MÁS DE 20 AÑOS COMO DIRIGENTE Y CON RÉCORD DE APLAZOS

Quelali ejerce por tercer periodo consecutivo la dirigencia de la FUL. Fue cuestionado en meses anteriores como “dirigente dinosaurio”, puesto que lleva más de 20 años en la universidad.    

Diego Quelali, hermano del ejecutivo de la FUL-UMSA, contó que Álvaro llegó del campo y que no tenía ni para su pasaje, se puso a trabajar y estudiar a la vez, en ese entonces empezó como delegado estudiantil y de esa manera continuó como dirigente facultativo y posteriormente fue dirigente de la FUL.

Sin embargo, el dirigente estudiantil permaneció durante al menos dos décadas inscribiéndose, pero sin pasar de curso y dedicándose fundamentalmente la dirigencia.

Quelali, de 37 años de edad y 21 años en la Universidad, también fue denunciado por una estudiante de base por presunta malversación de recursos y favorecer incluso a su hermano con viajes.

Con la aprehensión, la Fiscalía debe emitir una imputación en 24 horas, para luego llevar al sindicado ante un juez para su audiencia de medidas cautelares.  

Desde el 22 de mayo se encuentra encarcelado el presidente de la Confederación Universitaria Boliviana (CUB), Max Mendoza, por el lapso de seis meses en el penal de San Pedro por haberse beneficiado de manera irregular con el nombramiento de secretario nacional a. i. del Comité Ejecutivo de la Universidad Boliviana (CEUB) con el pago de haberes y beneficios sociales, sin cumplir con los requisitos mínimos para ocupar el cargo.

Noticias relacionadas