Censo de Economía Naranja revela 11 rubros productivos emergentes en Cochabamba

COCHABAMBA

Edición Central & Dircom FEPC

Un primer Censo de Economía Naranja de Bolivia revela que en Cochabamba surgen 11 rubros emergentes que dinamizan su economía a través de nuevos emprendimientos que surgieron en medio de un contexto adverso como la pandemia.

Esta transformación de la matriz económica de la capital del Valle es liderada por empresas jóvenes de hasta cinco años de vida, que utilizan: creatividad, innovación, emprendimiento, digitalización, la equidad de género.

“La crisis económica internacional agravada por la pandemia nos ha demostrado que Cochabamba y Bolivia deben multiplicar esfuerzos para diversificar su matriz económica”, sostuvo el presidente de la Federación de Entidades Empresariales de Cochabamba (FEPC), Luis Laredo.

El líder empresarial destacó el trabajo desarrollado por el Instituto de Progreso Económico Empresarial (IPEE) en concordancia con la Universidad Privada Franz Tamayo (Unifranz) y la FEPC.

“Los nuevos indicadores que nos presenta el IPEE nos demuestra que el futuro de Cochabamba debe tener como prioridad el apoyo a los emprendedores, el fomento a la innovación y sobre todo, la generación de políticas públicas que fomentan la creatividad y la creación de más empresas”, recalcó..

Es así IPEE identifica de forma precisa la estructura del ecosistema naranja en Cochabamba datos que permitirán tomas de decisiones en el sector privado y que permitirán la generación de políticas públicas.

ONCE RUBROS

Los rubros de economía naranja identificados son: Artes Escénicas y Espectáculos; Artes Visuales; Audiovisual; Diseño; Editoriales; Educación Creativa; Fonografía; Industria de Alimentos y Bebidas; Publicidad, Software de Contenido; Turismo y Patrimonio Cultural.

“El propósito es pintar de naranja a la economía creativa cultural para que pueda ser visible, porque no existe en las tablas ni del INE, ni del Banco Central, de ningún organismo una línea que diga economía naranja (…) Cochabamba es sector terciario y en un 75, 80 por ciento es comercio y servicio”, explicó el vicerrector de Unifranz, Rolando López.

La autoridad académica considera que es necesario apalancar y quitar presiones tributarias para que estas nuevas empresas pasen de una producción artesanal a una producción industrial. “Estamos pasando de llenar las calles de comerciantes a empezar a general industrias reales basadas en talento humano”, acotó.

Según los datos del Censo expuestos por la investigadora del IPEE, Gabriela Sanjinez, el rubro con mayor cantidad de empresas es el ‘turismo y patrimonio cultural material e inmaterial’ con un 49%, conformado por actividades como gastronomía, artesanías entre otros.

La industria de alimentos y bebidas comprende el 11% de empresas de economía naranja según el estudio. le siguen las artes visuales que comprende actividades como fotografía, pintura y moda con un 10%, editoriales con escritores que muestras sus creaciones comprenden el 9%, diseño con el 6,3%, software de contenido 5,7%, educación creativa 4,7%, artes escénicas y espectáculos 1,8%, publicidad 0,76%, audiovisuales 0,76%, y finalmente fonografía 0,3%.

SANGRE JOVEN E INNOVADORA

Según los datos del censo Cochabamba posee una estructura empresarial naranja joven, un 60% de las empresas reportó tener menos de cinco años de antigüedad.  El 77 % de las empresas se identificaron como unipersonales, un 12% como sociedades de representación limitada y un 2% como sociedades anónimas. El 77 % de las empresas son formales.

El 29 % de las empresas innovan en su proceso productivo, el 27 % en el proceso de ventas, el 22% en sus promociones y el 22 % en su distribución. Paralelamente, el 66% innovan en el e-commerce.

Noticias relacionadas