737-MAX Boeing, de la duda al éxito

Constantino Klaric F (*)

Klariclab@yahoo.com

Boeing,  la empresa de aeronáutica que opera más de 105 años en el mundo y en Bolivia, hace varios años atrás,  sacó la 737-Max una aeronave que tras operar con relativo éxito en Copa Delta América Airlines y otras empresas tuvo que lamentar dos accidentes fatales que determinó responsabilidades en la tripulación y parte en esta corporación.

Estos accidentes hicieron pensar que el avión 737 MAX podría poner en duda su eficiencia. Sin embargo, poco a poco, de la duda saltó al éxito y hoy es la aeronave más vendida a nivel mundial con éxito total en sus operaciones por su eficiencia y seguridad.

Para ello primero el fabricante tuvo que poner por un tiempo en tierra y la perfeccionó para que subsista con total seguridad. Para ello, Boeing aceptó y colocó a más de 350 mil expertos para que revisen hasta el último de los tornillos del 737 Max con el fin de que cumpla con los más altos estándares de seguridad.

Algunos entendidos dicen que se exageró en los cambios y revisiones, sin embargo, el esfuerzo valió la pena.

La máxima autoridad del FAA  Steve Dickson voló en esta aeronave para dar su visto bueno final. Ejecutivos de Boeing, en varias entrevistas, manifestaron que por los accidentes ocurridos reestructuraron varios departamentos de ingeniería y de seguridad, para tener la más absoluta seguridad que cualquier aeronave que salga de los hangares de Boeing esté 100% segura.

 En nuestro país operaron aeronaves Boeing por muchos años los 727/100, 727/200, 737/200, 727/300, 727/700, 727/800 y los exitosos 737/300. Incluso en Aerosur se llegó a operar el gigante 747/400.

Desde Lloyd Aéreo Boliviano, AeroSur, BoA y TAM el Boeing operó en el país sin tener, en más 50 años, un solo accidente en la era del Jet.

Así que, señores usuarios, tengan la seguridad de que si están a bordo de un Boeing, 737 Max su viaje está más que seguro y su llegada será puntual y sin contratiempos.

Delta Copa y American Airlines consultaron a los pasajeros, pese a los siniestros, qué si no querían volar en esta aeronave, el 87% dijo que “sí, queremos volar en el Max 737 Boeing”.

(*) Es experto en aviación comercial

Noticias relacionadas